Barcelona, una de las ciudades más atractivas, vivas e interesantes del momento, permite a los participantes de los distintos cursos ofrecidos en la ciudad, conocer de primera mano algunas de las iniciativas más novedosas en el ámbito de la gestión cultural, así como disfrutar del arte y la vitalidad cultural de la capital catalana.

Asentada frente al mar mediterráneo, y como centro de un área metropolitana de unos tres millones doscientos mil habitantes con diversas ciudades con una fuerte tradición y dinamismo cultural, Barcelona dispone de una economía dinámica y de un amplio patrimonio arquitectónico y artístico forjado en su más de 2000 años de historia.

En el centro histórico convive la ciudad romana (trama urbana, murallas, Museo de Historia de la Ciudad), con la gran capital medieval con edificios emblemáticos como el Palau de la Generalitat, la Casa de la Ciutat, el Palau de la Músico, las Drassanes Reials, los palacios de la calle Montcada, la Catedral, Santa María del mar, St. Pau el Camp o Sta. Maria del Pi y las estructuras urbanas anteriores a la revolución industrial (como la fachada marítima, el Raval o la Barceloneta)

El ensanche (L’Eixample), el gran distrito burgués del centro de la ciudad, concentra la mejor colección de arquitectura modernista (art noveau) de Europa.

El patrimonio de las calles se complementa con un amplio repertorio artístico y humanístico representado en más de una treintena de museos entre los que destacan el Museo Nacional de Arte de Cataluña, el Museo Picasso y la Fundación Miró.

Sin embargo, el dinamismo cultural barcelonés va más allá de los museos y la arquitectura. Muchos artistas visuales, escritores y músicos de alrededor del mundo han escogido la ciudad como lugar de residencia y trabajo, hecho que permite el surgimiento de múltiples mestizajes y nuevos géneros. Barcelona es también un espacio privilegiado para el teatro, la ópera, la música y la danza contemporánea, con propuestas emblemáticas como la nueva ciudad del teatro, el Gran Teatro Liceu o los festivales GREC y BAM. Esta tendencia vanguardista no excluye el mantenimiento y la reinvención de la cultura tradicional catalana, la creación e intercambio con las expresiones artísticas de la inmigración reciente e histórica, y el uso de las calles como espacio de experimentación, convivencia, fiesta y encuentro. En este sentido, vale la pena no perderse las Fiestas de la Mercè y las mil y una propuestas de los diferentes barrios de la ciudad.

Con la recuperación, a finales de los años setenta, de la democracia y de la autonomía política para Cataluña, después de 40 años de dictadura, las nuevas instituciones gubernamentales ponen en marcha amplios programas de promoción cultural y lingüística. Así pues, Barcelona es hoy una de las ciudades más dinámicas e interesantes de Europa para estudiar y profundizar en el ámbito de la producción, la gestión, el turismo y las políticas culturales, como demuestra la celebración del Forum Universal de las culturas en la ciudad.

Web Ajuntamiento de Barcelona: www.bcn.cat